Apiterapia mas Vida

Miel de Abeja

Difundelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Miel de Abeja

Es un carbohidrato de alto valor energético (3,3 ca//g), rico en azucares, ácidos naturales, minerales, proteínas y aminoácidos, enzimas y otras sustancias, que se incorpora al torrente sanguíneo en 15 min. Entre sus propiedades pueden contarse las nutritivas, biológicas y terapéuticas.

Composición química de la Miel:

Minerales

  • Potasio: 205 y 1676

  • Cloro: 52 y 113

  • Azufre: 58 y 100

  • Calcio: 49 y 51

  • Sodio: 18 y 76

  • Fosforo: 35 y 47

  • Magnesio: 19 y 35

  • Silicio (SiO2): 22 y 36

  • Silicio (Si): 8,9 y 14

  • Hierro: 2,4 y 9,4

  • Manganeso: 0,3 y 4,1

  • Cobre: 0,29 y 0,56

Minerales existen en la miel: molibdeno, bario, oro, paladio, aluminio, plata, vanadio, galio, bismuto, germanio, cromo, estroncio, titanio, cinc, berilio, yodo, litio, boro, níquel, estaño, cobalto, plomo, osmio y circonio.

La miel contiene cantidades detectables de vitaminas (en ug/100 g de miel):

  • Riboflavina (vitamina B2): 12-63.

  • Acido pantoténico (vitamina B5): 20 – 105.

  • Niacina (ácido nicotínico): 124 – 978.

  • Tiamina (vitamina B1): 3,5 – 20.

  • Piridoxina (vitamina B6): 7,6 – 320

  • Ácido ascórbico (vitamina C): 2000 – 3400.

PROPIEDADES DE LA MIEL

  • El azúcar demora 2- 4 h un ser metabolizado para convertir la sacarosa en formas digeribles más simples de glucósidos y luego asimilarlos, con gran trabajo de los islotes de Langerhans, lo que puede agotarlos y producir artritis, diabetes mellitus, obesidad, ataques cardiacos, cáncer, etc.

  • La miel no produce caries dentales.

  • La miel ejerce una importante acción dinamógena, un ligero efecto aperitivo, facilita la asimilación y digestión de otros alimentos.

  • Supera al azúcar corriente en cuanto a su influencia positiva en la asimilación del calcio en los niños y la retención del manganeso.

  • Tiene propiedades laxantes, sedantes, antihemorrágicas, antitóxicas, antisépticas, antianémicas, febrífugas y emolientes.

  • En el hombre sano, la miel permite un mejor rendimiento físico, especialmente en los deportistas, en cuyo caso, por su doble efecto dinamógeno y estimulante para el corazón, incrementa la resistencia, favorece la recuperación, facilita los refuerzos reiterados y prolongados, y proviene las recaídas.

  • Favorece la asimilación y digestión de otros alimentos, contrarresta en cierta medida las eventuales carencias alimentarias de aminoácidos, sales minerales y microelementos, vitaminas, etc.

  • Es un azúcar natural ideal para la alimentación, porque en su composición entran azucares simples (glucosa y fructosa) que no necesitan transformación por los tubos digestivos para que sean asimilados.

  • Se considera un magnifico complemento de la leche en la alimentación de los niños, por sus buenas cualidades, fácil digestión, rápida absorción y agradable sabor. Su valor se ve realzado porque su rápida asimilación previene la fermentación alcohólica, no produce acidosis.

  • Sus ácidos libres favorecen la absorción de grasas.

  • Su contenido de hierro ayuda a complementar la deficiencia de este elemento en la leche de vaca y leche materna.

  • Incrementa el peristaltismo y el apetito, y tiene un rápido efecto en la disminución del mal humor.

  • Induce la reducción del ácido úrico sérico a un nivel normal, y reduce la proteinuria y los edemas.

  • Ha sido extensamente utilizada en medicina por su poder germicida y anticriptogámico, por lo que su empleo entre los babilónicos, egipcios, hebreos, asirios, chinos, griegos y otros pueblos, era habitual.

  • Su valor es inestimable en la curación de heridas y quemaduras, en aplicación tópica.

  • Es un valioso vehículo de preparaciones farmacéuticas (sulfato, triplesulfa y terpenhidrato)

  • Es muy útil en la desintoxicación de alcohólicos, ya que estos se recuperan de la ebriedad en corto tiempo.

  • Se le atribuyen valiosas propiedades en la curación de enfermedades hepáticas, renales, pulmonares, digestivas, llagas, dermatitis e inflamaciones de los ojos, entre otras.

  • Se utiliza para tratar a personas enfermas que padecen de astenias o estados de cansancio en todos los grados, relativos tanto a la esfera física como a la psíquica, astenia durante una enfermedad o la convalecencia.

  • Agotamiento físico, envejecimiento, astenia neurótica, carditis, faringitis, laringitis, rinitis, sinusitis, coriza espasmódico.

  • Afecciones bronquiales en general tos, gripe.

  • Nerviosismo, estados depresivos menores, insomnio, ciertas cefaleas neurógenas, llagas infectadas, ulceraciones.

  • Estados de debilidad y desnutrición sin causa precisa.

  • Espasmos y calambres.

  • Intoxicaciones de origen diverso en las que la miel actúa como antídoto.

  • Retarda la arteriosclerosis.

  • En opinión de algunos investigadores, la miel y la jalea real ejercen acción antimitótica, lo que explica la rareza de cáncer entre los apicultores.

  • La gran cantidad de vitaminas contribuyen a la regulación del estado funcional de sistema nervioso central, el metabolismo y mejora el trofismo tisular.

  • El manganeso, cobre, zinc y cobalto, estimulan la producción de anticuerpos.

  • El cobre hierro, zinc y cobalto, inhiben la actividad de la Hialuronidasa y contribuyen a disminuir la permeabilidad de los tejidos.

Las propiedades antihemorrágicas de la miel garantizan la permeabilidad normal y resistencia de los vasos sanguíneos, y aumentan la circulación sanguínea.