PROPOLEO

Este producto es muy apreciado por sus propiedades antiflogísticas (antiinflamatorias), antitóxicas, anestésicas, estimulantes, antioxidantes, bacteriostáticas, bactericidas, antisépticas y cicatrizantes. Además de su amplio uso en la medicina humana y veterinaria, se le emplea en agricultura, apicultura, ebanistería y conservación de alimentos.

La composición varía con las diferentes regiones geográficas y climáticas, y sobre todo con las fuentes vegetales. En el propóleo han sido detectados cobre y manganeso en niveles de 26,8 y 40 mg/kg, respectivamente. Además, se encuentran presentes los siguientes microelementos; aluminio, bario, bismuto, calcio, cobalto, cobre, cromo, estroncio, hierro, magnesio, manganeso, níquel, plata, silicio, vanadio y cinc.

Se han encontrado cantidades variables de las vitaminas A, B1, B2, C, E, acido nicotínico y acido pantoténico. Los niveles de vitamina B1 han sido estimados en 4,5 u/g de materia fresca (6,4 ug/g de materia seca) la vitamina A en 6,1 y 8,1 Ul/g, la Riboflavina en 20 y 28 ug/g y la vitamina B6 en 5 ug/g de materia fresca.

Actividad biológica del propóleo

El propóleo tiene las siguientes propiedades:

  • A pesar de que la temperatura de la colmena es de 34 – 35°C, extremadamente favorable para la reproducción de los microorganismos, el propóleo permite que permanezca estéril.
  • La mayoría de los microorganismos no se vuelven resistentes a él.
  • Puede ser tanto inmunoestimulante como inmunodepresor; estos aspectos de la acción del propóleo son importantes en el tratamiento de las lesiones orgánicas del sistema nervioso central como meningitis, encefalitis, traumatismos cerebrales y sus secuelas.
  • Es capaz de elevar la actividad complementaria del plasma sanguíneo.
  • Aumenta la formación de anticuerpos.
  • Tiene extraordinarias propiedades antioxidantes.
  • Eleva la actividad de los antibióticos.
  • Por vía oral o interna, refuerza el metabolismo y eleva la resistencia del organismo a la acción de los factores desfavorables del medio.
  • Combate las fibrinas (cáncer) por la acción de las amilasas, catepsinas, lipasas y tripsina.
  • Es 3,5 veces más potente como anestésico cocaína.
  • Ejerce acción antiulcerosa.
  • Es antiinflamatorio.
  • Tiene efecto fitoinhibidor y antimicótico.
  • Posee acción antibacteriana de amplio espectro.
  • Su acción antiviral incluye herpes virus, poliovirus, los virus A y B de la gripe de Aujesky, La Sota, de la vacuna de la enfermedad de Newcastle y otros.
  • Regenera los tejidos (es el mejor cicatrizante existente, superior a la sábila, la furazolidona, el yodo-polivinelpirrolidona, el óxido de mercurio-ácido bórico, el cloranfenicol y la bacitracina-neomicina-polimixina).

La amplitud de su utilización está condicionada por su acción antiinflamatoria, antimicrobiana, antiviral, fungicida, anestésica local, analgésica, bioestimulante, antiulcerosa, hipotensora, inmunoestimulante, citostatica (estabilizadora celular), regenerante y de fortalecimiento capilar.